¡Llámanos!Consúltanos

TRACKING

Si te preguntas qué es el tracking y para qué sirve, en nuestro diccionario te lo contamos.

Qué es tracking

Dentro de las técnicas y herramientas más características del mundo del marketing digital debemos resaltar al tracking, un anglicismo que se traduce como seguimiento. Este término se traslada al mundo del marketing con el fin de “seguir” los movimientos, acciones y decisiones presentes en los comportamientos de un público tanto general como específico.

No obstante, este término es también usado en el campo del correo o servicio de envío de mercancía, como mecanismo de identificación y control de movimientos en todo el trayecto (desde que sale de su lugar de origen hasta la llegada a su destino).

El tracking es una herramienta importante para todo especialista en redes sociales, ya sea Community Manager o un profesional en Marketing Digital. Su uso correcto abre caminos a conversiones óptimas de los usuarios en clientes potenciales, así como a comprender el engagement presente en los lanzamientos publicitarios y campañas, entre otros aspectos claves cuantificables.

¿Para qué sirve el tracking?

El tracking permite conseguir un seguimiento de las interacciones, decisiones y acciones de los usuarios, lo cual se traduce en oportunidades de conseguir un acercamiento adecuado y óptimo de próximos lanzamientos o campañas publicitarias, tanto en los distintos canales de venta online como en las redes sociales.

Siguiendo lo anteriormente descrito, este monitoreo te ofrece una visión detallada de los movimientos de la población seleccionada y así comparar, analizar y estructurar nuevas estrategias.

No obstante, hay que tener presente que no solo se rastrean las interacciones o tendencias de los usuarios o competencia, sino que también podemos extrapolar esta herramienta para el mundo de las páginas webs y posicionamientos de los dominios en el Internet. Esta área del posicionamiento web se apoya, en gran medida, en los resultados que puede arrojar el tracking sobre sus competencias.

Ejemplos de tracking

Entre los distintos ejemplos que podemos destacar del tracking en el marketing digital, tenemos un escenario común, que sería el lanzamiento y puesta en marcha de una campaña de publicidad o de productos, lo cual incita a conocer cómo será la recepción del consumidor o público ante este nuevo producto, servicio o publicidad.

Al realizar un tracking o seguimiento de estos elementos, el equipo de marketing puede constatar cómo de efectiva y exitosa fue la campaña en un periodo, sector y canal específico de las redes o dominio web. Esto proporcionará una perspectiva futura a nuevas campañas que se tengan previsto lanzar próximamente.

Más información sobre tracking

Para conocer más sobre herramientas, técnicas, métodos o estrategias presentes en el mundo del marketing digital, en ROIncrease tendrás un espacio especializado y actualizado con las últimas tendencias sobre las redes sociales y el posicionamiento web.

Si te has quedado con ganas de saber más sobre el monitoreo, análisis y estrategias presentes en la implementación de campañas publicitarias o lanzamientos de productos, no puedes perderte los siguientes artículos:

Redes sociales de nicho: ¿qué son y qué pueden aportar a tu empresa?

Growth hacking: qué es y cómo aplicarlo

Ponte en contacto con nosotros